Yo me voy para el Sur

No sé vosotros, pero para mi el verdadero Sur se encuentra en la zona de Cadiz, concretamente en la zona Jerez y sus bellos pueblos blancos, una parada en el Campero de Barbate, Zahara de los Atunes con sus incomparables brisas, y avanzando perdiéndome entre bellos toros a la sombra de grandes molinos de aire y dunas donde perderme una y otra vez, Maspalomas viendo “cometas”,  llegar por fina la puerta de Jerez en Tarifa y tomarme un Long Island Iced Tea sentada tranquilamente viendo a la gente pasar.

 

Para mí, independientemente de mi organización de viajes de placer al año, este Sur siempre aparece marcado en el calendario.

 

Y si, estas aventuras salinas desde hace ya unos años, creo que van más de 12, son las grandes culpables de mi pasión por los grandes vinos del Marco de Jerez, los cuales siempre me han parecido tesoros #muynuut y que por “miedito” desgraciadamente en nuestras generaciones no ha habido un hilo conductor a nivel nacional sobre esta gran cultura de este trabajo en las soleras. Es sorprendente como a nivel internacional siglos y siglos se han exportado millones de litros de fino, manzanilla, amontillado, palo cortado, oloroso…y en España siendo exclusivamente los únicos productores de esta joya hayan quedado discriminados en la mayoría de las provincias como “puffff eso no me gusta, no es de mi estilo” o hayan sido visto meramente utilizados en ferias de Andalucía o un postureo en un día de corrida con una copa de fino popular y para nada de nivel gastronómico.

 

¿IMAGINAS QUE NUNCA HUBIESES PROBADO EL JAMÓN IBÉRICO DE BELLOTA?¿QUÉ SOLO HUBIESES COMPRADO JAMÓN SERRANO Y TE NEGASES A PROBAR EL PRIMERO?

Los sabores primarios son los que nos marcan de por vida, de ahí la complejidad a que cuando un sabor nos viene de primeras nuestra reacción sea cara de sorpresa. Y con el mundo del vino suele pasar bastante, ya no solo en cuanto a este marco del cual hoy os hablo sino con cualquier variedad de uva, un terroir diferente, etc… Muchas veces me es difícil comprender cómo se puede elaborar uno mismo un pairing solamente con elegir¿“tinto o blanco”?? . Eso es imposible, y nada nuut. La uva, el terroir, la zona, la bodega… ahí está la verdadera decisión, el verdadero pairing.

 

 Y los vinos del Marco de Jerez son esa prenda de organza que evidentemente no vas a elegir para todos los días para tu look diario, al igual que no elegirías probablemente siempre una uva tempranillo como pairing para todos tus platos (qué aburrimiento y que lastima de perder grandes disfrutes de pairing) pero será el look perfecto para ese día.

 

Pues con este paralelismo intentó llegar a algunos para haceros ver lo que os perdéis con ese “miedito” a estos grandes vinos y no exagero, disfruta y siéntete #extremadamentefoodie.

 

 

 

 

Momentos previos a la cata que hicimos en Nuut Fonda Negra junto a Emilio Hidalgo. Un momento exclusivo y muy Nuut
Abrir chat
1
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?